13/01/2017

PUERTAS ADENTRO

Como sucede hace tiempo, en enero se silencian los motores y los trabajos están en los talleres. Bajo la conducción de Daniel Uranga, ello sucede con el Dodge que conducirá Martín Ponte.

Imagen
El Dodge al desnudo y en cirugía mayor.
Los días en el receso estival, además de servir para descansar y preparar la temporada que arranca, en todo aspecto, sirven para darse cuenta de lo mucho que significa esta actividad para los protagonistas del Turismo Carretera. Al menos así lo reconoce el entrerriano Martín Ponte. “Tengo más ganas de que arranque el TC que de respirar...”, bromeó el oriundo de Concordia quien en este 2017 competirá con el Dodge que le preparará el equipo Forza Motorsport.

Luego de un período de descanso, en el taller del UR Racing se trabaja en los autos que atiende la estructura. Entre ellos, está el Dodge que usará Martín. Si bien es el mismo que utilizó el entrerriano en 2016, el mismo se está “haciendo a nuevo” en el recinto que el team posee en Tandil, provincia de Buenos Aires.

“Tras haber realizado un análisis completo de como terminó el año pasado, ahora se están realizando las modificación correspondiente al nuevo reglamento. Además, al mismo tiempo se trabaja en simulación de nuevos desarrollos. Estoy confiado en que podremos ser competitivos”, afirmó Daniel Uranga, el responsable técnico del equipo del piloto mesopotámico.

El propósito del conjunto es poder llegar en los plazos planteados para probar, en el autódromo "Hermanos Emiliozzi" de Olavarría, antes de la primera fecha del año en Viedma, a disputarse el fin de semana del 17 al 19 de febrero. Cada destacar que, desde este año, Ponte utilizará los motores de Claudio Garófalo en su vehículo.

Imagen
Se transita la última parte de la cuenta regresiva para el comienzo de la actividad del TC.

Dejá tu comentario

1

Comentarios

  • pablo
    09/02/2017 | 01:13:00
    Vamos aguante la dodge carajo suerte martin